Cuando tomas la decisión de casarte, lo haces por que quieres establecer un compromiso y un lazo perdurable, por que existe amor y el deseo de pasar el resto de tus días al lado de esta persona. Muchas mujeres y hombres alrededor del mundo también lo creen así.

Pero que pasa en el momento en el que se termina el amor, la pasión, cuando te aburres de ver la misma cara todos los días, las mujeres pierden el entusiasmo que tenían desde noviazgo, se llegan a esclavizar con el hogar y los hijos. En estos tiempos, claro esta, que la mujer cada vez sale mas a trabajar y realizarse como persona fuera del hogar.

Puede existir muchas cosas por las cuales un hombre se puede aburrir, y también la mujer, no se crean. La mujer deja de arreglarse, se enfoca en la casa y los hijos, ya no se da tiempo para ella y para su pareja, ya no comparten actividades, por que al final del día ella esta aburrida de su casa y el trabajo, si es que también trabaja. Lo que quiere es llegar a casa y descansar. El marido, se siente desatendido y percibe una falta de atención. Se aburre y por consecuente busca fuera del hogar lo que ya no tiene en el mismo. Es un círculo vicioso en el cual, los dos tienen la culpa.

El matrimonio es asunto de dos y los dos son los responsables de que esto funcione o fracase. Cada cual debe poner su parte, con cuidados y dedicación es como podrá funcionar. A veces, filosofando, no llego a entender como es que dos personas que supuestamente se aman pueden aburrirse una de la otra, como pueden lastimarse y estar en un ambiente casi hostil.

Aquí viene la parte en la que uno de los dos busca por fuera lo que no tiene en casa. Se busca generalmente a alguien mas joven, con cualidades que no tiene la o el esposo, que no haga preguntas, que este disponible para lo que necesite, que sea comprensiva o que no de mucha lata. Lo increíble del asunto, es que si existen personas así, a veces se involucran en la relación sin siquiera saber de la existencia de un cónyuge e hijos.

Por comodidad, por el que dirán, por los hijos o por que simplemente quieren seguir de canijos es que la gente permanece envuelta en estos triángulos amorosos. Aquí solamente se habla del egoísmo del que engaña, jamás se ponen a pensar en el dolor que van a causar si esto se llega a saber.

La persona engañada se siente defraudada, triste, pierde la confianza en quien le engaño, se siente tonto, que no vale nada, etc., etc. El dolor es muy grande, no solo por ella misma, sino también por los hijos o por el que dirán. Aun en pleno siglo XXI la sociedad en la que vivimos sigue señalando, criticando e inmiscuyéndose donde no les llaman. Todavía las personas temen «el que dirán»

En este caso, la persona engañada debe de entender primero, que no todo es culpa suya, que hizo lo mejor que pudo, que la culpa es mayormente de quien engaña. Por que la relación se apaga y el amor muere. Eso si es culpa de los dos. Pero, ¿Que pasa en el caso en que la pareja es amorosa, detallista y si esta haciendo su parte del asunto?

En estos casos, ya no es culpa de quien fue engañado. Hizo todo lo que tenía que hacer, solo debe darse un tiempo y espacio para que las lágrimas se sequen. Para que el dolor se vaya y para que el corazón se recupere. Pala levantar esa carita y seguir adelante con la vida.

Hay una novela ahora que tiene éxito, esas donde son historias de varias mujeres y todo lo que les pasa. Ella es la esposa de un candidato a Senador, el tipo se enredo con una edecán de su partido, la cual se enamoro de el. La esposa ya le había perdonado una infidelidad, por el que dirán, por que se trata de una imagen publica. Pero esta vez decidió que no toleraría más infidelidades.

Planeó una venganza algo maquiavélica. Saco a la luz pública todas las transas de este candidato. Ella por el contrario, en vez de dejarse caer, se levanto, como la dama que es y con la frente en alto siguió su vida. Encontró a un hombre que la quiere bien.

Lo recomendable es no vengarse del infiel. Esto no trae más que dolor y soledad. En la conciencia de cada quien queda el engañar o mentir. Pero la ley de la vida dice: «Todo se paga en esta vida»… y todas esas deudas quedan saldadas. La dignidad es algo que nunca debe perderse.

Cada ser humano tiene un destino especial que cumplir. A veces necesitamos estos golpes de la vida para aprender algunas lecciones. Todos tenemos la capacidad de recuperarnos de esos golpes, aprender de ellos y seguir el camino. Es valido llorar y preguntarse el por que. Lo que no es valido es hacerlo siempre y vivir en el pasado.

La vida es demasiado bella para desperdiciarla lamentándose por lo que no fue o lo que no se hizo. No hay que dejar que las lagrimas nos impidan ver el sol cada mañana.

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 6.8/10 (9 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: +2 (from 4 votes)
Amor Compartido: La Esposa Engañada, 6.8 out of 10 based on 9 ratings
Be Sociable, Share!