Siempre fui solitaria. Nunca tuve novios, solo me dedicaba a mis estudios, que eran mi prioridad. Vivía sola en pequeño apartamento y todos los días soñaba con encontrarme con esa persona la cual amar y poder tener conmigo para siempre, pero cuando tenia la oportunidad con algún chico, la desperdiciaba, así es que me había resignado a estar sola. No sabia hasta ese entonces que mi vida cambiaria.Fue un día cualquiera, estaba en mi apartamento tranquila cuando sonó el timbre, al abrir vi lo mas hermoso que mis ojos habían contemplado, me estremecí y me dio un tiriton de pies a cabeza… era el hombre mas perfecto que había conocido, tenia una amplia sonrisa con la cual se presento, era un simple cartero. No pude dejar de pensar en el desde ese entonces y todos los jueves y viernes esperaba ansiosa el correo para poder verlo, hasta que sin darme cuenta ya era su amiga.

Su nombre era Gerard, siempre vestía uniformado y su sonrisa era la más hermosa del mundo entero, un día me arme de valor y lo invite a salir. Compartimos agradables momentos hasta ese entonces, el y yo teníamos los mismos gustos y nos entendíamos perfectamente, los dos nos queríamos, yo lo sabia, pero éramos lo demasiado tímidos para confesarlo… hasta que un día, me fue a buscar a la universidad y compartimos un beso que jamás olvidare… sus labios penetraron en mi y su sabor dulce y tibio inundo mi alma, jamás lo olvidare, le entregue todo, mi virginidad, en ese momento en su mp3 se oía un tema de Go Go Dolls, uno llamado Iris, fue la canción perfecta que nos había unido…

Pero como no todo podía ser perfecto, mi familia se opuso rotundamente, pero ambos sabíamos que lo que sentíamos era mas fuerte que todo lo demás, así que continuamos nuestro amor. El era sencillo, y todos los días soñaba con casarse conmigo y tener una familia, era el hombre más tierno y hermoso de toda la tierra. Nuestra relación llevava dos años de penas, alegrías y conmociones, hasta que recibimos la maravillosa noticia de que íbamos a ser padres, estábamos muy felices, nos proyectábamos, pero como el trabajaba para que pudiéramos vivir tranquilos, lo veía solo por las tardes cuando me daba largos paseos por el parque.

Hasta que un día era tarde, tipo 12 de la noche y no llegaba aun, estaba preocupada y no sabia nada de el, cuando suena el teléfono y me dan la noticia de que estaba muerto… creo que tuvo un accidente y murió, lo había perdido,… llore noches enteras por el y nació nuestro hijo… tuve fuertes depresiones hasta que dije, no basta ya!, y me dedique a nuestro hijo. Lo llame Gerard igual que su padre y ahora me doy cuenta que es el vivo retrato de el cartero humilde que conocí un día, así es que ahora solo pienso en que nos cuida desde el cielo… Esa es la historia de mi único gran amor…

Nicol. Puente Alto, Chile

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 8.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: +3 (from 3 votes)
Era un simple cartero., 8.0 out of 10 based on 3 ratings
Be Sociable, Share!