Hace una década, conocí a una persona bastante especial en mi vida, alguien que me daría su corazón por completo, alguien que me contemplaría como la mujer mas hermosa del universo.
Hace casi una década que le fui infiel, destrozando la imagen tan hermosa que él tenía de mi, derrumbando cada uno de sus anhelos y siendo la inspiración de cada una de sus lágrimas derramadas.
Pero, ¿Que sucede con todo este tema de la infidelidad? … hay varios puntos que me gustaría abordar.
Está claro que vivimos bajo el regimen de una sociedad monogámica en su mayoría, que proclama la unión de dos personas con un acuerdo de exclusividad, por lo tanto, al cometer un acto sexual o mantener una relación sentimental con una tercera persona, se nos viene el mundo abajo…
Ser infiel no surge de la nada, todo tiene su historia y explicación e indica que algo está fallando en su convivencia.
Algunos motivos pueden ser:
Como lo comentaba en un articulo anterior, algunas veces idealizamos tanto a una persona al momento de enamorarnos que practicamente vivimos en una fantasía y tarde o temprano comenzamos a aterrizar en la realidad, la cual puede hacernos voltear hacia otro lado, buscando una mejor opción para nosotros.
La monotonía, ya que  después de meses o años juntos se puede perder la chispa de la aventura y empieza un periodo ¨pasivo¨, en el cual hacen las mismas actividades, como si fuese una rutina establecida. El amor sigue ahí… pero ante la falta de lo nuevo, se puede ir marchitando. Por lo que al presentarse una oportunidad con alguien mas, no es de extrañar que nos emocione la idea de averiguar que puede surgir con él o ella.
Incompatibilidad sexual, triste pero real…  quisieramos que esa parte no fuese un gran problema pero lamentablemente está ahí y con mucha fuerza.
Podemos tener un compromiso con alguien a quien queremos tanto pero con quien no podemos SENTIR esa pasión que quisieramos en la cama… o en la playa, o en el elevador…
Otra cuestion es el lazo que se puede mantener con alguno de nuestros padres, lo que les permite meterse en nuestra relación romántica, de pronto quieren hacer y deshacer a su antojo en cada una de nuestras decisiones de pareja, lo cual termina siendo un gran desastre y obviamente llega un punto en el que al desear terminar con esta tensión, nuestra pareja puede buscar una salida fácil… quizas con algún amigo que saben que nunca les dira que no o bien, a alguien que conozcan en un bar…
El no haber concluido con una relación pasada y seguir arrastrando sentimientos…, el haber crecido en un ambiente familiar en donde existía y se permitia la infidelidad… en fin, razones hay bastantes!…
El hecho de ser infiel o que nos sean infieles causa un daño muy profundo… a mayor intensidad en nuestro amor, mayor dolor.
Se pierde la confianza, se corre el riesgo de que nuestra pareja en venganza nos aplique la misma traición, etc.
Sin embargo, muchas parejas pueden sobrellevar este problema y logran seguir adelante.
No duden en buscar ayuda con un especialista, un terapeuta de pareja les sería excelente si en verdad les interesa seguir juntos, ya que podrán aprender a tener una mejor comunicación entre ustedes, y comprender en mayor medida el porque de lo sucedido.
Hace una década, conocí a una persona bastante especial en mi vida, alguien que me daría su corazón por completo, alguien que me contemplaría como la mujer mas hermosa del universo.
Hace casi una década que le fui infiel, destrozando la imagen tan hermosa que él tenía de mi, derrumbando cada uno de sus anhelos y siendo la inspiración de cada una de sus lágrimas derramadas.

Pero, ¿Que sucede con todo este tema de la infidelidad? … hay varios puntos que me gustaría abordar.

Está claro que vivimos bajo el regimen de una sociedad monogámica en su mayoría, que proclama la unión de dos personas con un acuerdo de exclusividad, por lo tanto, al cometer un acto sexual o mantener una relación sentimental con una tercera persona, se nos viene el mundo abajo…

Ser infiel no surge de la nada, todo tiene su historia y explicación e indica que algo está fallando en la convivencia con nuestra pareja.

Algunos motivos pueden ser:

Como lo comentaba en un artículo anterior, algunas veces idealizamos tanto a una persona al momento de enamorarnos que practicamente vivimos en una fantasía y tarde o temprano comenzamos a aterrizar en la realidad, la cual puede hacernos voltear hacia otro lado, buscando una mejor opción para nosotros.

La monotonía, ya que  después de meses o años juntos se puede perder la chispa de la aventura y empieza un periodo ¨pasivo¨, en el cual hacen las mismas actividades, como si fuese una rutina establecida. El amor sigue ahí… pero ante la falta de lo nuevo, se puede ir marchitando. Por lo que al presentarse una oportunidad con alguien mas, no es de extrañar que nos emocione la idea de averiguar que puede surgir con él o ella.

Incompatibilidad sexual, triste pero real…  quisieramos que esa parte no fuese un gran problema pero lamentablemente está ahí y con mucha fuerza.
Podemos tener un compromiso con alguien a quien queremos tanto pero con quien no podemos SENTIR esa pasión que quisieramos en la cama… o en la playa, o en el elevador…

Otra cuestión es el lazo que se puede mantener con alguno de nuestros padres, lo que les permite meterse en nuestra relación romántica, de pronto quieren hacer y deshacer a su antojo en cada una de nuestras decisiones de pareja, lo cual termina siendo un gran desastre y obviamente llega un punto en el que al desear terminar con esta tensión, nuestra pareja puede buscar una salida fácil… quizas con algún amigo que saben que nunca les dira que no o bien, a alguien que conozcan en un bar…

El no haber concluido con una relación pasada y seguir arrastrando sentimientos…, el haber crecido en un ambiente familiar en donde existía y se permitia la infidelidad… en fin, razones hay bastantes!…

El hecho de ser infiel o que nos sean infieles causa un daño muy profundo… a mayor intensidad en nuestro amor, mayor dolor.
Se pierde la confianza, se corre el riesgo de que nuestra pareja en venganza nos aplique la misma traición, etc.
Sin embargo, muchas parejas pueden sobrellevar este problema y logran seguir adelante.

No duden en buscar ayuda con un especialista, un terapeuta de pareja les sería excelente si en verdad les interesa seguir juntos, ya que podrán aprender a tener una mejor comunicación entre ustedes, y comprender en mayor medida el porque de lo sucedido.

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 8.1/10 (95 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: +52 (from 86 votes)
La amargura de la infidelidad, 8.1 out of 10 based on 95 ratings
Be Sociable, Share!