mujeriegoHa ver, por donde debo empezar, es que toda mi vida estoy tratando de enamorar a la más bonita de donde me encuentre…

Un día como sin querer le conocí a una chica de Johanesburgo, Sudafrica, ella estaba en mi país por intercambio cultural, y le quedaban 10 semanas de estadía. Yo había concurrido a un casamiento, y de repente diviso a una señorita rubia de ojos azules (no muy común en mi país), de rasgos muy interesantes, me acerco y ahí empezó todo. A partir de ese momento salimos todos los días hasta el día que la despedí en el aeropuerto, donde nos prometimos “amor” y muchas otras cosas más, en verdad la traté como a ninguna, a tal punto que ella volviò a su país enamorada, y con la promesa de que volvería en un año y nos casaríamos… Pasó el tiempo y yo volvía a mis andansas (fiestas, mujeres, etc), y ella me escribía 2 veces al mes como mínimo, y de tanto hablabamos por teléfono, lo cual no era sencillo. Pasó el tiempo y a los 12 meses ella volvió, en la tarde del 31 de diciembre, y como era evidente yo tenía planes hecho con una dama, razòn por la cual me excusé, ella entendió y nos encontramos al día siguiente, invitandome a unas vacaciones por Río de Janeiro por dos semanas, al cual me volví a excusar, por compromisos con mi trabajo y la señorita con quien andaba saliendo (que fué la razón principal), se dió cuenta que yo no la merecía y desde entonces no hé vuelto a saber nada ella (era evidente).

Pasó unos meses y asistí a una actividad organizada por mí, en un centro cultural, pero ya tenía conocimiento de que se encontraba en mi ciudad una señorita de nacionalida Australiana de increibles dotes (mi hermano menor me insistía que debía conocerla), hasta que llegó el día mensionado (actividad cultural), en que la ví entrar (y guaú!), hermosa de verdad, desde donde uno lo mire, era un deliete para los ojos, (como diría mi padre, es un colirio esa niña), pero estaba acompañada, tomada de la mano por un jóven, que al decir verdad, lo conocía (compañero de colegio mi hermano, quien insistía que la conociese), bueno en fín…

Llegó el momento de presentarme, y sack, un flechazo, y fué mutúo (por que luego me confesó la Karla, así se llama la del pais de los canguros). Y para suerte mía el jóven quien la acompañaba no hablaba el ingles, donde tuve mi verdadera ventaja, y para felicidad mía, era uno de los pocos que hablaba su idioma, bromas, piropos venían e iban, y casi nadie se daba cuenta, y así empezamos a combinar alguna salidas, no sin antes de romper una relación que yo mantenía, estaba de novio con una adolescente, le tuveque ser sincero y terminar dicha relación.

Empezamos a salir, todo era perfecto, hasta que sack!, se presenta mi ex, con una prueba de resultado laboratorial (exámen de sangre), en el cual daba como resultado (+), de embarazo, de una relaciòn que duró apenas cinco meses, bueno en fín, como era de esperarse, terminó conmigo la extranjera, con mucho dolor.

Yo por mí parte asumí la paternidad, con todas las obligaciones, menos el de casarme, que me exiguieron, mi ex, sus padres y hermanos, pero no sucediò tal cosa. Una véz convenido mis obligaciones pre y pos natal, tuve mi libertad y a la casa de nuevo del marsupial, que por cierto tenía varios candidatos al asecho, que con austucia pude capear. Tales así que vivimos una de las aventuras mas romanticas y exitantes del resto de estadía que le quedaba en Paraguay (ocho meses), incluyendo el día del nacimiento de mi primera hija, llamada Rebeca. Y de vuelta el momento de partida a su lejano país, no sin antes de prometernos amor eterno, pase lo que pase, estariamos en comunicaciòn y al cabo de cuatro largos meses,yo estaría viajando para encontrarme con ella en Sidney, y casarnos.

Pasaron dos meses interminables para mí, y hasta que volví a mis andanzas, me compré la moto de mis sueños, y con eso todo la locura que conlleba ser motoqueiro, y pasaron los meses, y yo sin decidirme a viajar junto al gran amor de mi vida, por temor a que me haga lo mismo, que alguna vez hice (debo roconocer, fuí Cobarde). Ella se casó luego de dos años de esperarme, actualmente tiene tres preciosos hijos y yo sigo soltero esperando que vuelva a aparecer una Karla Dubois en mi vida.

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 6.7/10 (72 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: +5 (from 33 votes)
La Perdicion De Un Mujeriego, 6.7 out of 10 based on 72 ratings
Share and Enjoy:
  • Print
  • Facebook
  • Digg
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • Bitacoras.com
  • Mixx